Demuestra que lo de ser motero no tiene límites

Raúl Rodríguez es un apasionado de las motos desde que tenía 15 años, "cuando te las podías comprar por 12.000 pesetas", matiza el hombre que fue distinguido junto a Manuel Mata como el motero de más edad que participó en la última concentración motera solidaria Delfines 2008.

No es la primera vez que se sube a un escenario para recoger un galardón de este tipo. Calcula que ya lleva nueve y también es consciente de que no será la última vez porque le queda cuerda para rato. Ser nombrado como el abuelo le llena de orgullo y se lo toma por el camino del humor. "Ya muchos quisieran montar en moto a mi edad". Este algecireño, ya jubilado, tiene desde luego mérito. Muestra un espíritu a prueba de bombas a sus 67 años.

Su pasión por las motos ya se la ha inculcado a sus dos hijos. Entre los tres acumulan ocho vehículos de dos ruedas. La concentración motera que recorre el Campo de Gibraltar la descubrió el año pasado y se queda con el ambiente que se vive entre los inscritos durante las jornadas de convivencia. En su mochila acumula viajes en moto a Francia o Portugal. Además, forma parte de un club de Andalucía y también de uno local que reúne a su gente.

Estadisticas y contadores web gratis
Contadores Gratis

  ©Template by Dicas Blogger.