Pasión por la Harley Davidson (Asturias)

Los miembros del club asturiano oficial de la moto más clásica recorren más de 1.800 kilómetros por la Vía de la Plata emulando el trayecto de la mítica Ruta 66 que recorre Estados Unidos de Oeste a Este.

Once motos Harley Davidson esperaban ayer en la plaza del Marqués de Gijón a que sus dueños calentaran motores y emprendieran ruta. La cita fue temprano, a las 9 de la mañana, porque a los once miembros del club oficial de moteros de Harley Davidson de Asturias les quedaba un largo camino por recorrer, nada menos que la ruta de la Vía de la Plata, Gijón-Sevilla. Son 1.815 kilómetros, ida y vuelta, que este decidido grupo de amigos planea recorrer en cuatro etapas a lo largo de cuatro jornadas. Es la primera vez que el club organiza de manera oficial esta ruta, que espera repetir todos los años. El Chapter de Asturias, nombre oficial del grupo, es miembro del Harley Owners Group (HGO) o Grupo de Propietarios de Harley Davidson, el mayor club de moteros del mundo con alrededor de un millón y medio de socios, auténticos fanáticos de la clásica motocicleta, creada en Milwaukee, Estados Unidos, en 1903.

Itinerario

Lo que pretende el Chapter asturiano, explica su director, Ignacio Canella, es convertir este itinerario en un referente en el panorama motero español y europeo, utilizando como modelo la mítica Ruta 66 estadounidense, que atraviesa los EEUU de Oeste (Chicago) a Este (Las Vegas). En su versión española se traduce en las siguientes etapas: Gijón-Plasencia 543 km, Plasencia-Sevilla-Mérida 557 km, Mérida-Hervás-Baños de Montemayor 198 km y Baños de Montemayor-Gijón 517 km.

Para Canella y el resto de sus compañeros, este trayecto es mucho más que horas y horas sobre las dos ruedas, "no hay nada comparable a la experiencia de conducir una moto Harley". Además, su concepto de viaje combina el ocio, deporte y turismo en una ruta "que ofrece el marco perfecto". Así que nada que ver con los Angeles del Infierno y su trinidad de sexo, drogas y rocanrol, sino más bien ir haciendo paradas en sitios de interés cultural, comer relajadamente, disfrutar de la conducción y conocer lugares nuevos. Eso sí, una cita obligada en su peregrinación es el Museo de la Moto Clásica en Hervás, Cáceres, para rendir homenaje a su fundador, Juan Gil Moreno, un apasionado de las "fantásticas motos y coches europeos y americanos de los años 20 y a los 70". Para tranquilidad de todos, Ignacio Canella explica que no van rápido, "las Harley no se hicieron para correr", su meta es "pasarlo bien". A los 11 valientes que salieron ayer de Gijón se les irán uniendo más amantes del asfalto en el viaje, hasta llegar a 40 Harley rugiendo por la Ruta de la Plata.

Quién conduce hoy en día una Harley Davidson? "Gente de todo tipo. En el club hay policías, un fiscal, taxistas, electricistas, guardias civiles, directores ejecutivos de empresas, gente de la industria del metal y hasta un quesero". Cuando Alejandro Alvarez-Sala, otro orgulloso socio del club, pudo realizar su sueño hace un año y comprarse una de estas motos, recuerda que un miembro del Chapter le dijo "bienvenido a la gran familia", y así se siente desde entonces. "Es toda una filosofía, destacaría la solidaridad de la gente que conoces y lo que aprendes a disfrutar de la carretera". Tiene 1.815 kilómetros por delante para volver a vivirlo.

Estadisticas y contadores web gratis
Contadores Gratis

  ©Template by Dicas Blogger.