Los amigos de las custom rugieron sus motos en Dena (Galicia)

A lomos de sus monturas tuneadas de ronco sonar, con sus chalecos de cuero negro, sus gorras, tatuajes y símbolos, unos 200 moteros del estilo Custom & Chopper tomaron ayer Dena con motivo de la fiesta del II Aniversario del Club Motero Rebels de Pontevedra. Allí estaban, los amigos de Rebels llegados desde sus hermandades de Barcelona, Tarragona, Cuenca o Madrid así como otros representando a los motoclubes Sleep Walkers (Lugo), Comancheros (Narón-Coruña), oficial Support 81 Spain (A Coruña), Cuervos Rojos del Bierzo (León), Espartanos del Bierzo (León), Tardos (Monforte de Lemos), Os Trasnos (Lugo), HDC Galicia (Ferrol), Geriones (A Coruña), Iguanas (Cuntis), Torques (Pontevedra), Furtivos (Betanzos) y Jinetes Negros (Ourense), amén de otros que acudieron a título particular.
Los moteros Custom se concentraban desde las 16,30 en el Biker-Saloon del club Rebels, la cafetería-bocatería "O Lar de Silva" en Coirón, donde se servía un aperitivo de bienvenida y rodaban las primeras cervezas entre abrazos y besos de los moteros. A las 17,30, la caravana Custom realizó una ruta hasta un furancho de Armenteira y por la noche los participantes dieron buena cuenta de una cena en el restaurante Berlín (Nantes). Tras ella regresaban de nuevo a Dena donde les aguardaba una fiesta en el viejo pabellón de Coirón donde no faltó la música a cargo de los grupos Coyote Express y Hell´s Riders y la cerveza en un servicio completo de bar. Todo ello aderezado con un puesto de tatuajes y piercing de la mano del tatuador "Duke", una tienda de camisetas personalizadas a cargo de Squizofrenia y, como guinda, la actuación de una streaper femenina, cuya actuación estaba prevista para las dos de la madrugada, momento en que, a buen seguro, se caldeó la temperatura y los decibelios del pabellón -por cierto, particular despedida para una construcción que está próxima a ser derruida en los próximos meses-.

Es la segunda edición de una fiesta que repite como sede Dena "por el apoyo que nos brindan sus locales y su gente" afirma José Fernández Rey, presidente de Rebels-Pontevedra. "Aquí tenemos una acogida fantástica -continúa- porque los vecinos comprueban que la nuestra es una fiesta motera tranquila, nada de velocidad ni ruido en las calles."
El club motero Rebels nació en 2004 en Cataluña de la mano de Joan Escalé, hoy presidente nacional, que completaba así un proyecto concebido en su día con Josep Canivell, amigo de toda la vida con quien se reencontró alrededor del mundo de la moto, pero que falleció al poco tiempo tras una larga enfermedad. En honor a él Escalé sacó adelante el Club Motard Rebel de Catalonia Central. Luego fueron apareciendo diferentes secciones asociadas ("capítulos" en la jerga del club) en las provincias de Tarragona, Cuenca, Murcia, Madrid y Pontevedra.

Estadisticas y contadores web gratis
Contadores Gratis

  ©Template by Dicas Blogger.